Triángulos y banderines en el trading. Figuras chartistas.

Nunca antes la geometría fue tan divertida ni atrajo a tantos adultos como cuando supieron que podría hacerles ganar dinero en bolsa.

¿Quién dijo que estudiar triángulos no servía para ganarse el pan? Vamos a desempolvar los viejos libros de Pitágoras que volvemos a las aulas. Empezamos.

No hace mucho comentamos aquí lo que eran las cuñas ascendentes y descendentes, y como podíamos hacer trading con ellas. Hoy, enriqueceremos nuestro catálogo de figuras chartistas hablando de triángulos y banderines.

Banderines

Las cuñas, los triángulos y los banderines son todas, figuras chartistas de continuación de tendencia. Esto quiere decir que la propia figura, simplemente es un desplazamiento más o menos lateral, que hace las veces de corrección, de un movimiento anterior alcista o bajista que va a continuar.

Dos cosas más que tienen en común las tres figuras, son que suelen romper a los 2/3 o 3/4 de la formación de su triángulo, y que el volumen va disminuyendo durante el mismo proceso para aumentar drásticamente tras su ruptura. Pero, ¿cuáles son sus diferencias?

  • Los triángulos se diferencian de las cuñas en que sus líneas de tendencia tienen diferente pendiente, mientras que en las cuñas alcistas tienen siempre pendiente positiva las dos, y en las bajistas ambas la tienen negativa.
  • Los banderines son iguales a los triángulos, con la diferencia de que tienen un ‘mástil’ anterior a la formación del triángulo, que lo hace característico.

Cuñas, triángulos y banderines.

Vamos a ver ahora dónde fijaríamos el objetivo si utilizásemos estas formaciones para nuestro trading.

  • En primer lugar, las cuñas ya las explicamos cuando hablamos sobre ellas: “El objetivo, es decir el take profit, en una cuña ascendente, vendrá determinado por el primer mínimo o punto de soporte que se apoye sobre la cuña al inicio de la formación de la misma. Ése será nuestro objetivo, y del mismo modo pero a la inversa, ocurrirá con las cuñas descendentes.”
  • El objetivo en un triángulo lo fijaremos por encima o por debajo del mismo, según fuera alcista o bajista la tendencia anterior a la formación del triángulo. La amplitud que añadiremos por encima o por debajo del punto de ruptura será la misma que la distancia existente entre el primer máximo del triángulo y su base.
  • En el caso de los banderines lo que haremos será añadir la amplitud del mástil al punto de ruptura, por encima si el mástil era alcista, ó por debajo si era bajista.

Por último, observamos un caso práctico con un triángulo que se forma en el Euro/Dólar: nos encontramos ante un triángulo ascendente que viene de una tendencia alcista anterior y que acaba rompiendo a los 2/3 de su formación con una vela alcista.

Triángulo Forex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies