Las bandas de Bollinger

Las bandas de Bollinger son un indicador técnico ampliamente utilizado hoy en día como herramienta de análisis para los mercados financieros. Estas bandas fueron desarrolladas por John Bollinger a principios de la década de los ochenta.

Las Bandas de Bollinger están formadas por una línea superior, otra inferior y una línea intermedia. La línea intermedia es una media móvil simple que suele ser de 20 periodos, la línea o banda superior resulta al sumarle a la intermedia el doble de la desviación estándar de 20 periodos; y la línea inferior, exactamente lo mismo pero a la inversa.

Gracias a este indicador obtenemos gran cantidad de información referente a la tendencia y a la volatilidad del mercado: Cuanto más volátil esté el mercado en un determinado momento, mayor será la desviación estándar y por lo tanto las bandas tendrán una mayor amplitud. Por tanto, cuando el mercado está en calma las bandas de Bollinger se contraen, y cuando el mercado es más activo las bandas de Bollinger se expanden.

Bandas de Bollinger

A la hora de utilizar esta herramienta para nuestro trading, hay dos características principales a las que deberemos prestar atención: Cuando el precio toca una banda superior o una inferior, éstas suelen actuar a modo de soportes o resistencias por lo que el precio previsiblemente rebota y se dirige hacia la banda contraria. Sin embargo, si las cotizaciones atraviesan claramente una banda, normalmente nos encontramos ante un cambio de tendencia. Es decir, al atravesar la banda inferior ya no se produciría el mencionado rebote sino que lo más probable es que se produzca una severa tendencia bajista; este fenómeno normalmente va acompañado de un ensanchamiento o alejamiento de las bandas que nos indican un aumento de la volatilidad. Por otra parte y siempre que no se atraviesen las bandas y por tanto cambie la tendencia, las bandas de Bollinger actúan a modo de canales de tendencia.

Las Bandas de Bollinger han demostrado ser bastante útiles en el análisis de las cotizaciones del mercado del Forex y gracias a lo que se conoce como desigualdad de Chebyshev, contienen al menos el 75% de las cotizaciones en su interior. No obstante, al igual que cualquier otro indicador técnico, no ofrecen ninguna garantía de éxito y deben verificarse o reforzarse con otros indicadores antes de abrir una posición.

+500
Los CFD son un producto difícil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies